ir al contenido
‘Corrupción y narcotráfico, una mezcla perversa que vamos a combatir’: Vicepresidenta

Noticia

‘Corrupción y narcotráfico, una mezcla perversa que vamos a combatir’: Vicepresidenta

Bogotá , 24/03/2021

Foto: @ViceColombia - @STransparencia

  • ​Quince municipios fueron priorizados en los departamentos de Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Valle del Cauca, para implementar la Estrategia Anticorrupción asociada al Narcotráfico, que hace parte de los compromisos del Acuerdo de Paz.
  • La iniciativa es liderada por la Secretaría de Trasparencia de la Presidencia de la República, con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Embajada del Reino Unido en Colombia y las entidades del Estado encargadas del control del narcotráfico.

Bogotá,​ D.C.​, 24 de marzo de 2021 (@ViceColombia - @STransparencia). Con la consigna de redoblar esfuerzos para derrotar “la mezcla perversa de corrupción y narcotráfico”, la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, lideró el lanzamiento de la ‘Estrategia Anticorrupción asociada con el narcotráfico en Colombia’, que se aplicará, inicialmente, en 15 municipios de los departamentos de Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Valle del Cauca, donde se registra incidencia de grupos ilegales.

La alta funcionaria subrayó la importancia de cortar el problema de la corrupción, de raíz, desde la prevención. “Sabemos que, desafortunadamente las acciones del Estado en relación con la lucha contra la corrupción se han concentrado en las sanciones que, sin duda, son determinantes, son un disuasivo y deben ser drásticas, pero, para nosotros, lo más importante es avanzar mucho más en transparencia, en lograr que, mediante una estrategia integral, podamos evitar la corrupción y las vinculaciones con los dineros del narcotráfico”, anotó.

Así mismo, fue enfática en afirmar que se necesita endurecer la ofensiva contra este doble flagelo. “Las acciones desde el Gobierno y desde la sociedad deben desarrollarse de manera mucho más contundentes, conscientes de que el narcotráfico sirve para corromper a funcionarios y a distintas personas que desarrollan actividades legales”, dijo, al tiempo que destacó el trabajo interinstitucional con la Fiscalía, la Procuraduría, la Contraloría, entre otras entidades, con las cuales se articulan esfuerzos para identificar los espacios vulnerables, para cerrarlos y minimizar los riesgos de corrupción.

La Estrategia hace parte de los compromisos adquiridos por el Gobierno Nacional, en el marco del Acuerdo de Paz, y es liderada por la Secretaría de Trasparencia de la Presidencia de la República, con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito – UNODC-, la Embajada de Reino Unido en Colombia y las entidades del Estado encargadas del control del narcotráfico.

Los municipios priorizados son Policarpa, Pasto, Ipiales y Tumaco, en Nariño; Tibú, Ocaña, Cúcuta y Sardinata, en Norte de Santander; Apartadó, Tarazá, Valdivia y Medellín; en Antioquia, y Buenaventura, Cali y Calima, en Valle del Cauca.

La Secretaria de Transparencia, Beatriz Elena Londoño Patiño, indicó que esta estrategia será clave en la construcción de paz. “Abordando el problema de las drogas ilícitas en los territorios más afectados por el conflicto, con la acción coordinada de todas las autoridades, podremos cerrar brechas o los puntos de mayor riesgo de corrupción, tanto en procesos como en conducta de funcionarios públicos”, dijo.

Control y trabajo articulado

Esta estrategia tiene tres objetivos: diagnosticar la relación de la corrupción con el narcotráfico, identificar y evaluar sus principales riesgos y formular lineamientos que permitan contrarrestarlos, tanto en las instituciones públicas como en actores privados. Además, se contempla la construcción de un mapa de riesgos de corrupción sobre la Cadena de Valor del Narcotráfico, CVN, de la mano de la academia, organizaciones de la sociedad civil, servidores públicos del nivel nacional y territorial, y entidades encargadas del control del narcotráfico.

También se trabajará en la construcción, socialización y adopción de una hoja de ruta dirigida a las instituciones públicas competentes, con el objetivo de que se formulen y adopten acciones tendientes a mitigar los riesgos de corrupción que facilitan dicha cadena en los diferentes procesos. Así mismo, se recomendará la adopción de controles precisos para que los hechos de corrupción no se materialicen.

Para Olivier ​Inizan, Oficial Encargado en Colombia de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito -UNODC- reconocer la problemática y unir esfuerzos, es un paso clave para lograr combatir el narcotráfico en Colombia.

“Reconocer el peligro que representa esta problemática es un asunto de interés y responsabilidad global. El objetivo es claro: solo avanzando en el conocimiento y la construcción de esfuerzos comunes que apoyen la prevención y el abordaje del narcotráfico como un escenario sensible a la corrupción, será posible combatir este fenómeno. La estrategia que hoy se pone en marcha, es un paso importante para el logro de esta meta”.

Por su parte, Colin Martin-Reynolds, Embajador del Reino Unido en Colombia, ratificó su compromiso para combatir el narcotráfico como causante de la violencia armada. “La corrupción no solo propicia el conflicto, sino que muchas veces es uno de los principales causantes de la violencia armada. La corrupción deslegitima el control del territorio y propicia el espacio para que actores al margen de la ley se empoderen con economías ilícitas, por ello, para nosotros es de vital importancia apoyar al Gobierno colombiano y a la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en entender cuáles son las dinámicas de la corrupción asociadas al narcotráfico”, anotó el Embajador.