Skip Navigation LinksSecretaría de Transparencia > Sala de Prensa > Comunicados > Justicia avanza tras red de corrupción en el ICBF Nariño

Comunicados

27/10/2015 16:00

Justicia avanza tras red de corrupción en el ICBF Nariño

27 de octubre de 2015

icbf-narino-nota.jpg

• A finales de diciembre de 2014 la Secretaría de Transparencia desenmascaró al exdirector del ICBF – Regional Nariño, su esposa y otro particular, quienes fueron capturados en flagrancia, mientras realizaban el cobro de dádivas relacionadas con la contratación de recursos de la niñez en el departamento.

• Diez meses después, la Secretaría de Transparencia sigue vigilando la evolución del caso.

• Hoy, 27 de octubre, una de las capturadas, será sentenciada, tras haber aceptado cargos; mientras que el 29 de octubre los otros dos capturados enfrentarán audiencias preparatorias de cara al juicio oral.

El próximo 29 de octubre, el exdirector del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) – Regional Nariño, Héctor Fabio Quiroz, y Ovidio Bernardo Martínez, tendrán la audiencia preparatoria para su juicio oral. En esta etapa se pondrán en conocimiento las pruebas y evidencias con las cuales se demostraría que los acusados presuntamente sobornaron por la suma de 200 millones de pesos a la Fundación Semillas de la Prosperidad, para entregarle un contrato de 3.702 millones de pesos cuyo objeto era suministrar refrigerios y una cartilla escolar a niños de la región.

En la red de corrupción también estuvo involucrada la compañera sentimental del exdirector del ICBF – Regional Nariño, María Fernanda Muñóz, quien posteriormente ofreció al mismo contratista una adición contractual de 1.114 millones de pesos a cambio de una comisión del 10%. A Muñóz se le realizará la audiencia de sentencia e individualización de la pena este 27 de octubre.

“Esperamos que la justicia actúe con firmeza y que los resultados de este proceso sirvan de advertencia para que los políticos corruptos y los contratistas que los financian se abstengan de incurrir en este tipo de comportamientos en el futuro. Cualquiera que robe recursos de la alimentación de la niñez, merece la máxima sanción que permite la ley. En lo que respecta al exdirector del ICBF, que defraudó la confianza que el Estado y la sociedad depositaron en él, debería ser condenado a pagar 15 años de cárcel por lo menos”, advirtió el Secretario de Transparencia, Camilo Enciso.

El caso fue dado a conocer a la opinión pública en diciembre de 2014, cuando las tres personas fueron capturadas por la Fiscalía General de la Nación tras las denuncias presentadas por el Secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, y la Directora del Instituto de Bienestar Familiar, Cristina Plazas.